Charlie Watts cumple 75 años y prepara magno concierto con The Rolling Stones

El músico Charlie Watts, baterista de la emblemática agrupación The Rolling Stones, quien además ha realizado una carrera en solitario, en la que ha lanzado ocho álbumes, festejará este jueves 75 años de edad, y se prepara para llegar con el resto de la banda al Desert Trip Festival.

Este año la agrupación visitó diversos países de Latinoamérica con su “America Latina Olé Tour”, que arrancó el 3 de febrero en Santiago de Chile, siguió por Buenos Aires, Montevideo, Río de Janeiro, São Paulo, Porto Alegre, Lima, Bogotá, Ciudad de México, y finalizó con un concierto gratuito en La Habana, Cuba, el 25 de marzo.

Ahora, The Rolling Stones encabeza el cartel del magno encuentro musical que se llevará a cabo del 7 al 9 de octubre en Indio, California.

La banda llegará a esa ciudad estadunidense el viernes 7 de octubre, para la apertura del encuentro musical en el que compartirán escenario con Bob Dylan, Neil Young y Paul McCartney, cerrarán Robert Waters y The Who.

Por otro lado, la banda inauguró en abril pasado la exposición “Exhibitionism”, en la Saatchi Gallery de Londres, la cual se preparó durante tres años, y cuyo costo asciende a más de cinco millones de dólares. Permanecerá abierta hasta el 4 de septiembre, para que el público conozca más de 500 objetos de los integrantes de la banda.

Charles Robert Watts, su nombre completo, nació el 2 de junio de 1941 en Wembley, Reino Unido. Es hijo de un camionero y la empleada de una fábrica.

Cursó sus primeros estudios en las instituciones Tyler’s Croft Secundary Modern School y en la Harrow School of Arts.

Años más tarde, debido a su destreza en el diseño, consiguió un empleo en la agencia de publicidad Charles Hobson & Gray.

Aunque ganaba muy bien con ese trabajo y era excelente en esta área, a los 21 años, Watts tenía otro interés, el jazz. Inspirado en Charlie Parker, Watts practicaba con su batería de 12 libras esterlinas que su madre le regaló cuando cumplió 14 años.

En sus ratos libres comenzó a tocar con Alexis Korner y su Blues Incorporated, lo que le permitió ser escuchado por The Rolling Stones, y que lo invitaran a formar parte de la agrupación.

A pesar de que la banda no le atraía de manera profesional, su espíritu y el rhythm & blues que manejaban lo convencieron para que en 1962 aceptara unirse a The Rolling Stones, con la que ya había formado un lazo de amistad, sobre todo con Keith Richards.

Dos años después de que formara parte de ese quinteto, Charlie contrajo matrimonio, el 14 de julio, con Shirley Ann Shepherd, con quien más tarde procreó una hija llamada Seraphina.

En la misma época editó su libro “Ode to a high flying bird”, como homenaje a Charlie Parker, de quien fuera ferviente admirador.

Durante mucho tiempo no se preocupó por participar en las decisiones de la banda, sin embargo, ahora, junto a Mick Jagger, el legendario vocalista de The Rolling Stones, logró el equilibrio dentro del grupo.

Además de pertenecer a esta agrupación, Watts ha realizado trabajos como solista bajo el nombre de Rocket 88, The Charlie Watts Orchestra y Charlie Watts Quintet, grupo con el que actualmente produce sus discos.

Entre estas producciones están: “Jamming with Edward”, junto a Mick Jagger, B. Wyman, Nicky Hopkins y Ray Cooker; “The people band”, “Live fulham town hall”, “From one Charlie”, “A tribute a Charlie Parker”, “Warm & tender”, “Long ago & far away” y “The Charlie Watts and Jim Keltner proyect”.

Cuando no está de gira, grabando un disco o tocando su batería, Charlie prefiere quedarse en casa en lugar de asistir a fiestas o codearse con el “jet set”, razón por la que nunca ha protagonizado un escándalo o noticia ajena a la música.

Su pasión por los trajes hizo que el “Daily Telegraph” lo nombrara “uno de los hombres mejor vestidos”. Sin embargo, Watts también ha tenido sus altibajos, pues durante un tiempo fue alcohólico y adicto a la heroína y al tabaco, afición que le causó cáncer de laringe, que venció tras cuatro meses de radioterapia intensiva.

La gira “Bigger bang”, en 2006, incluyó también Portugal e Israel, donde una organización palestina pidió a la banda británica cancelar su concierto previsto para septiembre de ese año.

En una carta abierta, la Campaña Palestina para el Boicot Académico y Cultural a Israel pidió al legendario grupo de rock que no actuara en Israel, y defender así los valores de la libertad, la igualdad y la justicia para todos.

En 2007, Watts y sus compañeros llevaron su gira “Bigger bang”, que iniciaron un año antes, a varios países de Europa.

La producción cinematográfica dirigida por Martin Scorsese sobre la banda inició con un segmento filmado con cámara de ocho milímetros y algunas notas de blues, mientras se ven los preparativos para el espectáculo que Mick Jagger, Ron Wood, Keith Richards y Charlie Watts ofrecieron en abril de 2006 en el Teatro Beacon, de Nueva York.

El 19 de junio se estrenó “Shine a light”, la película en la que el director registró un show del grupo británico, y que le sirve de excusa para hacer un relato optimista sobre la juventud, las convicciones y para demostrar su oficio filmando.

La agrupación incursionó posteriormente en el mundo empresarial con el lanzamiento del vino “Sympathy for the devil” (Compasión por el diablo), creado a base de uvas Pinot Noir.

De acuerdo con información publicada por la revista especializada “Wine spectator”, la primera cosecha, de 2004, fue presentada en Canadá, con el objetivo de lanzarla más adelante en el mercado estadunidense.

En 2010, Watts lanzó al mercado un nuevo material discográfico al que llamó “Exile on main St.”, que incluyó temas de la agrupación a la que ha pertenecido: The Rolling Stones, y con la que alcanzó la fama en 1972; además contiene 10 temas inéditos y el sencillo “Plundered my soul”.

Este nuevo material logró que la agrupación británica de rock se colocara nuevamente en las listas de popularidad.

En 2013, se presentó junto a sus compañeros de The Rolling Stones en el Festival Glastonbury. La agrupación británica encabezó el cartel del encuentro musical, que también incluyó las actuaciones de Arctic Monkeys, Mumford & Sons, The Vaccines, Portishead, The XX y Alabama Shakes.

Posteriormente, el 21 de febrero de 2014, comenzó con la banda la gira “14 On Fire”, fue el tour siguiente a “50 & counting”, con el que se celebraron los 50 años de la agrupación.

En 2015, recorrieron diversas ciudades estadunidenses como Dallas, Atlanta, Orlando, Nashville, Kansas, Detroit, entre otras, con el tour “Zip Code”, el cual también incluyó un concierto en Quebec, Canadá.

El legendario baterista lanzó el 8 de junio del mismo 2015 la reedición de lujo del clásico de 1971 “Sticky Fingers”, en el cual se incluyen las versiones alternativas de “Can’t you hear me knocking” y “Wild Horses”