Fax del fax-26 de marzo-2021

Por J. Humberto Cossío R.

Ayer fue mi onomástico y por primera vez no recibí ninguna felicitación.
Ni los de casa se acordaron.
San Humberto no llegó a Sinaloa y mucho menos a Culiacán.
Ustedes se lo perdieron, yo si me acordé.
Muy temprano le hablé también ayer a Mario Zamora y le expresé mi satisfacción por ser el día acordado para su registro como candidato del PRI, PRD y PAN ante la autoridad correspondiente.
Tampoco se acordó de mi onomástico.
Lo perdono por la emoción que cargaba en su cuerpo y mente.
Antier fue el registro de Rubén Rocha Moya, claro que me tomo el tiempo para felicitarlo y pedirle que tenga un agarre que haga historia en contra de sus adversarios políticos que le disputarán el gobierno de Sinaloa.
Muero por ver a los encampañados y que se hagan jiras conforme pasen los días que les fija el calendario electoral.
Son dos meses que tendrán la oportunidad de mentarse la madre en cuanto evento presidan y gritarle a los de enfrente que valen para pura madre.
Se vale y nadie los criticará.
Las campañas de altura son para los pilotos de aviones cuando anden en pleitos por su sindicato.
Los rivales para gobernador tienen que calentarse y calentar al electorado para que decida quién es el Juan Camaney que quieren gane en urnas.
Saludé por mensaje a Miguel Ángel Camacho, candidato de movimiento ciudadano a la presidencia municipal de Ahome. Me cuenta que no para en sus recorridos y que solo se detiene para probar un bocado antes de seguir en sus giras políticas.
Creo que así andan Gerardo Vargas Landeros y Marco Antonio Osuna.
Otro Antonio, este se apellida Davison, negado su parentesco por su sobrino Arnoldo del mismo apellido, anda enloquecido protestando por la candidatura de Gerardo. El médico, en cambio, no supo defender su nombramiento cuando fue nominado por el PRD para competir por la presidencia de Ahome y le fue arrebatada la estafeta por la hoy Senadora morenista Imelda Castro y se la dieron al cronista político Víctor Torres. En ese entonces, Antonio Davison, vergonzosamente dobló las manos y no supo defender como hombre su candidatura y ahora chilla como mujer porque les llega Gerardo.
Quién le entiende a este Davison.
Error de Liliana cárdenas, candidata a la presidencia municipal de Salvador Alvarado. Se encabronó con el Chenel Valenzuela por que la llamo preciosa barbie en una visita donde estuvieron ambos.
Por menos, el Chenel le mete la quebradora y la manda a la jodida con sus seguidores y la puede hacer que pierda la careada municipal.
Liliana tiene de contrincante al Iguano. Va por los colores de Morena y es sumamente apreciado en Salvador Alvarado.
Nada de sencilla las cosas para Liliana a la que consideran una mujer ambiciosa y sin principios.
No digo más, por que se encabrona el Pecuni, que la considera su sobrina política favorita y la defiende a capa y espada.
Ya veremos el efecto Chenel a quién favorece.
Martín Heredia en Mazatlán, representa los intereses de Movimiento ciudadano y su candidatura es muy pobre, habida cuenta que ni siquiera ganó en Cosalá cuando fue candidato en contra de Quirino Ordaz Coppel y Melesio Cuén Ojeda por el gobierno de Sinaloa.
Sergio torres no encontró más y echó mano de ese despojo electoral.
En Guasave, la reina de la basura chingó lindo y bonito con una candidatura pluri a la diputación local. Eso quería Aurelia Leal y chilló fuerte para que le dieran mamila.
Así se hace Aurelia.
Mi amigo Víctor Díaz Simental tiene muchas esperanzas de ganar la presidencia municipal de su natal Escuinapa. Va por el partido del trabajo y es de las gentes que vale la pena mencionar para esta contienda.
Hasta mañana.