Pega a Yanquis de Nueva York Covid-19

Se suspende el juego de béisbol entre Yanquis de Nueva York y Medias Rojas de Boston por el Covid-19,  jugadores contagiados son los lanzadores Jonathan Loáisiga, Néstor Cortez junior y Handy Peralta, el gerente de los Yanquis de Nueva York Brian Cosman, dijo que la organización de los tres peloteros contaban con el esquema de vacunación contemplada, igual que la mayoría de los jugadores. Tendrán que perderse algunos juegos de la campaña 2021 y esperar a que salgan negativos en las pruebas.

La prensa de Los Ángeles pide a los directivos de los Dodgers que despidan a su lanzador estrella Trevor Bauer por la acusaciones en su contra por violencia doméstica, los Dodgers le dio un contrato millonario al inicio de la temporada y se pronosticaba como villano pero por lo que hacía en el terreno de juego, conflictivo y con problemas de conducta se convirtió en un lastre para el equipo.

Las Grandes Ligas no permiten a jugadores por violencia doméstica y posiblemente este lanzador del equipo de California sea suspendido de por vida y su sueldo millonario con los Dodgers queda congelado.

Faustino Félix quien fue gobernador de Sonora en los años 70 construyó estadio de béisbol para los Naranjeros de Hermosillo, Ostioneros de Guaymas, Yaquis de Ciudad Obregón y Mayos de Navojoa, estos últimos cuentan con un parque de béisbol obsoleto, incómodo para los aficionados que presencian los juegos de la Liga Mexicana del Pacífico.

Los mencionados parques ya desaparecieron, se construyeron estadios de béisbol modernos en todo el estado de Sonora y faltó el Manuel “Ciclón” Echavarría de Navojoa.

En Sinaloa el gobernador Quirino Ordaz Coppel le prometió a la afición de Mochis un nuevo parque de pelota, pero fue remodelado el estadio Emilio Ibarra Almada únicamente en el centro, quedaron los viejos laterales izquierdo y derecho y se ve como un parque de pelota antiguo, en el central no tiene sombra, en invierno cae neblina y en ocasiones lluvia y los aficionados se resguardan debajo de las gradas.

Se dijo que la inversión del parque de pelota de Los Mochis sería de 350 millones de pesos, dónde se hizo mulas Pedro, un conocido arquitecto amigo nuestro dijo que le calcula que se invirtieron 150 millones de pesos, recursos que salieron del gobierno del estado. Se remodeló el estadio Carranza Limón de Guasave y se ve un parque de pelota bonito donde se invirtieron 150 millones de pesos. Siguieron con el Teodoro Mariscal de Mazatlán y quedó como un estadio de primer mundo, cómodo que disfruta la afición del bello puerto sinaloense, se jugó una Serie del Caribe el pasado invierno y aquí si se justifican los 500 millones de pesos de inversión.

Platicando con dos peloteros ex profesionales que jugaron al lado de Héctor Espino, el más grande bateador que ha parido el béisbol mexicano, que me perdonen los peloteros aztecas que jugaron en las Grandes Ligas: Aurelio Rodríguez, Jorge “Charolito” Orta, Celerino Sánchez, Andrés Mora, Karim García, Vinicio Castilla, Adrián González, el ex primera base de los Naranjeros de Hermosillo era mejor que ellos, ¿cuándo surgirá otro Héctor Espino en el béisbol mexicano?

El niño asesino de Chihuahua como le decían los viejos cronistas no jugó en las Grandes Ligas porque no le dio la gana, brilló en las Series del Caribe, ganó un campeonato de bateo y jonrones en el clásico de la pelota latinoamericana, en la Liga Mexicana del Pacífico en 13 ocasiones fue campeón bateador, conectó 299 jonrones, es el hombre record de bateo de la ahora Liga Arco Mexicana del Pacífico.

Julio Urías, que no fue seleccionado para participar en el juego de todas las estrellas del béisbol de las Grandes Ligas, con récord de 11-3 en la Liga Nacional no lo tomaron en cuenta al pitcher estrella de los Dodgers de Los Ángeles,  ha demostrado su gran calidad en los diamantes de las Grandes Ligas.

El nativo de Higueritas, Culiacán, lleva un buen ritmo para ganar en 20 juegos esta campaña en la Liga Nacional, para unirse a Fernando “Toro” Valenzuela quien ganó 21 juegos precisamente con los Dodgers; Esteban Loaiza con los Medias Blancas de Chicago obtuvo 21 victoria, y Teodoro Higuera 20 lanzando para los Cerveceros de Milwaukee.

El japonés Shohei Ohtani que porta la franela de los Angelinos de California es la sensación en la Liga Americana, quien es líder de jonrones con 33 en las dos ligas, ya le dicen el Babe Ruth japonés y también es un gran pitcher con lanzamientos de cien millas, ya tiene record 4-2 y cada vez que lanza es colocado en el orden al bat de los Angelinos, se ha robado 15 bases, de 1.90 de estatura, raro porque la mayoría de los nipones son enanos igual que yo, algunos managers de la Liga Americana comentan que es un pelotero de otro planeta.

Participó en el juego de todas las estrellas, abrió el encuentro y lanzó la primera entrada en forma perfecta y obtuvo la victoria sobre la Liga Nacional, participó en el derby de jonrones y fue eliminado en la segunda ronda, conectó 22 cuadrangulares y el ganador fue Pete Alonso de los Mets de Nueva York y se ganó un millón de dólares. Barry Bonds que tiene el record de 73 cuadrangulares en una temporada y 764 de por vida en la Liga Nacional, un récord imposible de llegarle, ¿será Ohtani quien se lo tumbe? Difícil pero no imposible, y lo grandioso es que recibió 177 bases por bola, 35 intencionales, llevaba paso para conectar 90 cuadrangulares si no hubiera recibido tantas bases por bola, este pelotero norteamericano sus mejores momentos los pasó con los Gigantes de San Francisco, inició su carrera en Grandes Ligas con los Piratas de Pittsburgh, estaba más flaquito que el “Travieso” Arce, embarneció con sustancias prohibidas y llegó a pesar 120 kilos con los trucos, se dice que jamás llegará al Salón de la Fama del béisbol de los Estados Unidos.