Alto Voltaje-Semana-1-Febrero-2018

Los aspirantes al senado de la república, Mario Zamora Gastélum y Rosa Elena Millán Bueno, citaron a una reunión en el Comité Regional Agrario aquí en Los Mochis, que por cierto fue muy desairada, con unos 600 priistas que son los mismos de siempre, no se ven caras nuevas, el exdirector de la Financiera Rural tomó el micrófono en forma burlona y tonta diciendo, “desde el senado vamos a acabar con las ratas”, refiriéndose a los políticos que, por cierto, fue muy criticado por esas frases el mediocre político de Los Mochis.

Va a empezar por dos de sus excolaboradores que estaban presentes en el acto, el exalcalde de Guasave Ramón Barajas y delegado de la Financiera Rural en Sinaloa, fraudeó con varios millones de pesos a la Comuna guasavense, nomás faltó que le pusiera ruedas al palacio para llevárselo para su casa, y el otro fue el exalcalde de Sinaloa Municipio, Aarón Verduzco, que no toca mal las rancheras en eso de las uñas largas, y al salir del recinto le dio un abrazo que casi ahorcaba a Joaquín Vega Acuña, exdirigente del PRI estatal, exsubsecretario de gobierno en el sexenio de Juan Millán, expresidente del PRI estatal y propietario de los Cañeros de Los Mochis, y también Zamora Gastélum repartió noventa tractores en Ahome, pero no fue para campesinos, se los adjudicó a ricos agricultores del norte de Sinaloa, ¿cuánto le quedó al ahora precandidato a senador de la república de comisión?, algunos dicen que el 20 porciento.

Andrés Manuel López Obrador, candidato de Morena a la presidencia de la república, está colocado arriba en las encuestas con 36 puntos, el “peloncito” Ricardo Anaya con 24, del frente, mientras que José Antonio Meade, del PRI, con 16, quien no levantó en esta precampaña, alarma en el PRI nacional, es más, se menciona que pueden cambiar de candidato, ya se cerraron las precampañas, y viene ya la campaña para sacar al próximo mandatario de México.

El equipo de campaña del candidato del PRI no ha funcionado, acompañado de personajes como Heriberto Galindo, que es ave de mal agüero, cuando mataron a Francisco Ruiz Masseau arriba de un vehículo en la ciudad de México, su copiloto era el nativo de Mocorito, no le cantaron las tres tumbas porque al pistolero se le entrampó el arma.

También acompañó en la campaña presidencial a Luis Donaldo Colosio Murrieta, que fue asesinado en forma cobarde en un barrio bajo de Tijuana, el general Domiro Reyes, que era su jefe de seguridad, con la pistola en la mano le dijo al periodista Federico Airola, que era muy amigo de Colosio, “agáchate, los balazos vienen de arriba del cerro”, y lo mismo le dijo a Heriberto Galindo, que estaba a dos metros de quien pudo ser presidente de México.

Juan Pablo Yamuni ya está en el taste para disputar la alcaldía de Ahome por el frente, se dice que su hermano Enrique Yamuni, quien es compadre de Manuel Urquijo, presidente del municipio de Ahome, movió los hilos del poder en la cúpula del frente nacional para que respaldaran a su hermano, Yamuni también puede ir a una diputación federal pluri por la razón de que Miguel Camacho, “Mi líder”, se va a registrar pase lo que pase.

En el programa de Joaquín López Dóriga se encontraron Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores,  y Ricardo Monreal, que está en el equipo de López Obrador, empezó a atacar al candidato de Morena, a quien calificó de loco y sus nexos con Venezuela y Rusia, y entró al quite el exgobernador de Zacatecas, que tiene muchas tablas en la política mexicana, le dijo al funcionario federal, “aquí en esta hoja están apuntado los personajes que trajiste del extranjero para atacar en la campaña de López Obrador, es más, agregó, tenemos detectados en qué casa los tiene instalados aquí en la ciudad de México”, López Dóriga, de los periodistas soldados del PRI, se le enchuecaba la cara ante los dardos que lanzaba Monreal.

En su visita a Culiacán, José Antonio Meade fue rodeado de ricachones, que no llenan un troque de gente, lo invitaron a una comida en La Primavera, se dice que fue a la casa de Jesús Vizcarra Calderón, y no asistieron todos los invitados porque sospecharon que iban a sacar lana para la campaña del candidato del tricolor, se dice que no aparecieron en ese fraccionamiento de lujo de la capital sinaloense los Coppel, los Ley, que tienen bolsas de payaso a la hora de sacar su cartera.

Bill Clinton, expresidente de Estados Unidos, el campeón mundial de boxeo, Saúl “Canelo” Álvarez, quien se supone es un ídolo en la bella perla tapatía, fue abucheado por los aficionados cuando lanzó la primera bola en la Serie del Caribe junto con el expresidente de la nación más poderosa del mundo, también asistió Carlos Slim, el hombre más rico del planeta, y de ahí del parque de pelota se fueron al restaurant más lujoso de Guadalajara a cenar, se dice que la cuenta fue 350 mil pesos, ¿qué bebieron y qué comieron?, y la propina fue de 50 mil pesos.

¿Quién es más simpático entre Benjamín Gil, manager de los Tomateros de Culiacán, que fue un notable pelotero con los Angelinos de Anaheim, ganando un anillo se Serie Mundial, o el “Canelo”, un extraordinario boxeador pero no muy simpático?