Strike-Semana-4-Enero-2018

Los Tomateros de Culiacán en una serie que dejó a 7 juegos se llevaron el onceavo campeonato de la Liga Mexicana del Pacífico, que clase de juegos entre Mayos y Guindas, la verdad que fueron dramáticos los encuentros no aptos para cardiacos, el equipo de la capital sinaloense será el que represente a México en la Serie del Caribe que tendrá como escenario el estadio Olímpico de Guadalajara, el clásico de la pelota latina es del 2 al 8 de febrero, donde van a participar Cuba, Puerto Rico, que es el campeón, Venezuela, Dominicana y el anfitrión México, los Tomateros lucen poderosos en bateo, pitcheo y fildeo. Ya con los refuerzos estarán listos para hacerle frente a los trabucos del área del Caribe.

Los Tomateros de Culiacán, campeones de la Liga Mexicana del Pacífico, fueron recibidos por miles de aficionados por las calles de la capital sinaloense, fue su undécimo título en el beisbol invernal mexicano, muy contento don Héctor Ley, sus hermanos Diego y Álvaro y su sobrino Juan Ley Bastidas, bien por el equipo guinda que va a representar a México en la Serie del Caribe que se va a llevar a cabo en Guadalajara, desde el más allá, Juan Manuel Ley, ha de estar aplaudiendo a sus queridos Tomateros, su pasión fue el beisbol, igual que su padre, don Juan Manuel Ley Fong.

Matías Carrillo es el nuevo manager de los Alacranes de Durango en la Liga Mexicana de Verano, el nativo del ejido Macapule ya ha dirigido en la Liga Mexicana del Pacífico a los Naranjeros de Hermosillo, Mayos de Navojoa y Venados de Mazatlán, demostrando que conoce el secreto del rey de los deportes, su amigo Miguel Ojeda es cátcher de Grandes Ligas, es el manager de los Yaquis de Ciudad Obregón, es el dirigente del deporte en el estado de Durango y fue quien recomendó a Matías Carrillo, uno de los grandes peloteros mexicanos y ya un excelente manager.

Los Yaquis de Ciudad Obregón en venta. Así lo dio a conocer Arturo René Rodríguez, quien es el propietario del equipo, un directivo conflictivo, su pleito muy famoso con el pitcher “El Chicote” Ayala, quien demandó el equipo de la antigua Cajeme y a la Liga Mexicana del Pacífico por varios millones de pesos, el problema se suscitó por el sueldo que ganaba con ese equipo el ex lanzador de Grandes Ligas, se dice que la demanda es por 600 mil dólares, entre sueldos caídos e indemnizaciones, el fallo ya está a su favor, nomás falta que la directiva que encabeza Arturo René Rodríguez le suelte los billetes verdes que ya tienen un costo casi de 20 pesos, se había comentado que la familia Robinson Bours había comprado el equipo Yaqui pero parece ser que no, por lo que comentó el presidente de los Yaquis de Ciudad Obregón.

Andrés Muñoz, un joven lanzador que salió del equipo “Chicote Ayala” de la Clemente Grijalva y fue firmado por los Padres de San Diego, ha impresionado a los directivos del equipo de la Liga Nacional con su velocidad de 104 millas con 18 años sobre sus espaldas es el prospecto número 1 de pitcheo del beisbol mexicano, los Padres lo van a mandar a las sucursales para que vaya madurando y posiblemente en dos temporadas más lance para el equipo de la Liga Nacional, le hace compañía Luis Urías, un joven parador en corto de fino fildeo que también lo van a llevar despacio los Padres, esos dos muchachos mexicanos serán las próximas superestrellas del beisbol mexicano.

Ramón Urías que es hermano de Luis, nativos de Magdalena Sonora fue firmado por los Cardenales de San Luis, jugó para los Cañeros de Los Mochis y lució sus facultades en el beisbol invernal mexicano con su fildeo y bateo, también pinta para llegar a las Grandes Ligas.

Héctor Velázquez quien lanzó para los Mayos de Navojoa no le permitieron los Medias Rojas de Boston que lanzara en la Serie de Campeonato de la Liga Mexicana del Pacífico entre Mayos y Tomateros, posiblemente si él hubiera subido al centro del diamante los campeones serían los Mayos de Navojoa, Velázquez será el quinto lanzador abridor de los Medias Rojas de Boston este verano.