El servicio de inteligencia del Reino Unido advirtió que China, Rusia e Irán espían a personas comunes y buscan manipularlas

El jefe del MI5, los servicios de inteligencia interior británicos, Ken McCallum, advirtió el miércoles sobre las amenazas procedentes de Estados hostiles como China y Rusia e instó a la población a estar tan atenta a ellas como al terrorismo.

“Con el tiempo, tenemos que crear la misma conciencia y resistencia entre el público a las amenazas de Estado que hemos logrado con el terrorismo a lo largo de los años”, afirmó en su discurso anual en la sede del MI5 en Londres.

Y citando junto a las actividades de espionaje los ciberataques y la desinformación, advirtió que estos no se limitan al gobierno y a las instituciones.“Hemos identificado más de 10,000 acercamientos disimulados a personas normales en el Reino Unido”

Hemos identificado más de 10,000 acercamientos disimulados a personas normales en el Reino Unido por parte de espías extranjeros que buscaban manipularlas”, detalló.

McCallum dijo que el MI5 se enfrenta diariamente a amenazas y actividades de espionaje que provienen predominantemente “de formas muy variadas de organizaciones estatales o respaldadas por el Estado en Rusia, China o Irán” que tienen que ser gestionadas junto con los esfuerzos del Reino Unido en el compromiso con los tres países.

Las agencias de inteligencia del Reino Unido y otros países occidentales advierten desde hace tiempo de la creciente amenaza que suponen China y Rusia tanto en el espionaje tradicional como en el ciberataque. “Estamos viendo cómo se roban o copian los descubrimientos de brillantes académicos e investigadores” y el trabajo de múltiples empresas, añadió.

Esto está ocurriendo a gran escala. Y nos afecta a todos. Puestos de trabajo británicos, servicios públicos británicos, futuro británico”, insistió el responsable de los servicios secretos.

Y alertó al público llamándolo a no tener miedo pero a mantenerse vigilante: “si usted trabaja en una empresa de alta tecnología, o se dedica a la investigación científica de vanguardia, o exporta a determinados mercados, será de interés -más de lo que cree- para los espías extranjeros”.“Se roban o copian los descubrimientos de brillantes académicos e investigadores (…) Ocurre a gran escala”

McCallum también describió la creciente amenaza del terrorismo de extrema derecha, cuya responsabilidad fue asumida por su organización en 2020.

El funcionario británico dijo que una de cada cinco investigaciones antiterroristas en el Reino Unido, excluyendo las de Irlanda del Norte, se referían a extremistas de derecha. Y de 29 complots terroristas desbaratados en sus últimas etapas en los últimos cuatro años, 10 eran de terrorismo de extrema derecha, dijo.

En sintonía, el director de la Oficina Federal de Investigaciones, Christopher Wray, alertó a principios de este año que el extremismo doméstico era una amenaza creciente en Estados Unidos.“El extremismo de ultraderecha llegó para quedarse”

“El extremismo de ultraderecha llegó para quedarse”, lamentó McCallum, quien explicó que estos movimientos están sumando a sus filas a adolescentes alentados por un entorno digital de “cámaras de eco” con mensajes de odio. Incluso, hay jóvenes de apenas 13 años que son reclutados mostrando aspiraciones violentas para impresionarse mutuamente. Ello también hace difícil determinar cuáles están realmente inclinados a tomar acciones violentas.

“Se trata más bien de un fenómeno desesperado, casi de culto, en el que hay personas atomizadas en Internet”, añadió.

La red de espionaje del Reino Unido también incluye el Servicio Secreto de Inteligencia -más conocido como MI6 y hogar del superespía de ficción James Bond-, así como la agencia de ciberseguridad GCHQ.

Londres, Inglaterra

(infobae/AFP)