Más de 15,000 personas en México aparecen en una lista de posibles espionajes: The Guardian

espionaje telefonico

De acuerdo con una filtración de datos obtenida por el diario británico y otros 16 medios más, el software de piratería fue utilizado por “gobiernos autoritarios” para vigilar a personas de interés

Un reportaje elaborado por el diario británico The Guardian y otros 16 medios reveló que el software de piratería vendido por la empresa de vigilancia israelí NSO Group, Pegasus, fue utilizado por “gobiernos autoritarios” para espiar a activistas de derechos humanos, periodistas y abogados de todo el mundo.

Según la filtración masiva de datos, existe una lista con más de 50,000 números de teléfono que, se infiere, han sido identificadas como personas de interés por clientes de NSO desde 2016.

De este total, México seleccionó 15,000, “donde se sabe que varias agencias gubernamentales diferentes compraron Pegasus”, indica el trabajo periodístico.

Pegasus es un malware capaz de infectar a iPhones y dispositivos Android para permitir a los operadores de la herramienta extraer mensajes, fotos y correos electrónicos, grabar llamadas y activar micrófonos en secreto.

Cabe aclarar que la presencia de un número telefónico en la lista filtrada no no revela si un dispositivo fue infectado con Pegasus o fue objeto de un intento de pirateo, sin embargo, se piensa que los datos son indicativos de los posibles objetivos que los clientes gubernamentales.

Además, se llevó a cabo un análisis forense de una pequeña cantidad de dispositivos cuyos números aparecieron en el documento, lo que mostró que más de la mitad tenían rastros del software espía Pegasus.La presencia de un número telefónico en la lista filtrada no no revela si un dispositivo fue infectado con Pegasus  (Foto: Cuartoscuro)La presencia de un número telefónico en la lista filtrada no no revela si un dispositivo fue infectado con Pegasus (Foto: Cuartoscuro)

Semanas antes del asesinato del periodista Cecilio Pineda Birto, un cliente mexicano había solicitado el número telefónico de este. No obstante, su dispositivo móvil nunca ha sido encontrado, por lo que ningún análisis forense ha sido posible para establecer si estaba infectado.

NSO dijo que incluso si el teléfono de Pineda había sido atacado, eso no significaba que los datos recopilados de su teléfono contribuyeron de alguna manera a su muerte, y enfatizó que los gobiernos podrían haber descubierto su ubicación por otros medios. Estaba entre al menos 25 periodistas mexicanos aparentemente seleccionados como candidatos para vigilancia durante un período de dos años”, indica el reportaje de The Guardian.

De acuerdo con la investigación, entre los gobierno que se cree que eran clientes de NSO están Azerbaiyán, Bahrein, Kazajstán, México, Marruecos, Ruanda, Arabia Saudita, Hungría, India y los Emiratos Árabes Unidos.

Así, mientras que Ruanda, Marruecos, India y Hungría negaron haber utilizado a Pegasus para piratear los teléfonos de las personas mencionadas en la lista, los gobiernos de Azerbaiyán, Bahrein, Kazajstán, Arabia Saudita, México, los Emiratos Árabes Unidos y Dubai no respondieron a las invitaciones para comentar.Vista hoy de un mensaje en un teléfono celular. EFE/ Miguel Gutiérrez/Archivo
Vista hoy de un mensaje en un teléfono celular. EFE/ Miguel Gutiérrez/Archivo

Ya desde 2017, The New York Times, Artículo 19, R3D, Social Tic y Citizen Lab identificaron 25 víctimas de espionaje en México, entre los que destacan activistas, periodistas y defensores de derechos humanos.

A partir de entonces, los blancos detectados presentaron denuncias ante la entonces Procuraduría General de Justicia (PGR), con lo que se abrió una carpeta de investigación que continúa en la Fiscalía General de la República (FGR).

Para complementar la historia, a lo largo de la semana se dará a conocer la identidad de los personajes que fueron colocados como objetivos, además de más detalles sobre los principales involucrados en los hechos.

Con el objetivo de garantizar la seguridad de las fuentes que entregaron la información para dicho proyecto de investigación, el consorcio de periodistas involucrados en el trabajo mantendrá bajo reserva detalles de los datos obtenidos, su estructura, procesamiento y forma de compartirlos. Sin embargo, aseguraron que su origen y autenticidad fueron debidamente verificados.

Aunque representantes de NSO fueron cuestionados sobre el uso de la lista filtrada, la empresa israelí ha pretendido “desacreditar la investigación” y aseguró que la lista es “exagerada”. Aunado a esto, indicaron que solo sus clientes tienen acceso a la información recopilada.

(infobae)