El Triángulo Dorado tiene escuelas de concentración con educación integral para la vida cotidiana

SANTA GERTRUDIS, BADIRAGUATO.- Educar para la vida cotidiana, involucrar a los estudiantes en actividades extraescolares para una formación integral, capacitar para beneficio de la propia comunidad y darles una plataforma académica similar a las escuelas normales, son parte de los objetivos de la Escuela Rural de Concentración de Santa Gertrudis, en pleno Triángulo Dorado, como se le conoce a este punto de encuentro geográfico en el noroeste del país.

Se trata de una institución que da servicio escolar a 136 estudiantes provenientes de tres estados, como son Sinaloa, Durango y Chihuahua, donde confluyen comunidades como Guadalupe y Calvo, Atascaderos, Puerto Ojuelos, El Cebollín, El Muertecito, Santa Rosalía, ubicadas en el estado de Chihuahua.

Asimismo, a El Tecuán, San Juan, El Alisal, Los Frayles, Las Banquetas, del estado de Durango, en tanto que de Sinaloa se atiende a comunidades como San Miguel, El Nogalito, La Tuna, Cueva Gacha, Cerro Alto, La Tableta, Cabanillas, Alicitos, y San José del Barranco, todas ubicadas en el municipio de Badiraguato.

El decreto que dio origen a las Escuelas Rurales de Concentración en Sinaloa fue publicado en el Diario Oficial del Estado de Sinaloa el 18 de noviembre de 2015, a propuesta del gobernador Mario López Valdez, y su propósito es prestar, en el mismo centro formativo servicios de albergue, educación preescolar, primaria, secundaria, media superior y superior.

Se trata de un proyecto estratégico en un marco de inclusión y equidad que contribuye a que los alumnos cursen la educación básica, media superior y superior, y mejoren su aprendizaje en estrecha relación de la vocación socioeconómica de la región mediante la formación integral.

Para el gobernador Mario López Valdez fue determinante la incorporación de un proyecto educativo de esta magnitud para llevar educación a quienes por su lejanía geográfica, lo alejado de los centros poblados y las dificultades para el traslado de los educandos, era prácticamente imposible acceder a la educación.

Mediante las Escuelas Rurales de Concentración se brinda la posibilidad de que más personas, desde preescolar hasta educación superior, puedan tener acceso a la educación, con características muy especiales.

Fuera de las instituciones convencionales de educación del sistema escolar, en centros comunitarios y otras instituciones informales dirigidas por los mismos miembros de la comunidad, pero con personal del sistema nacional de profesores, la educación comunitaria informal se ha convertido en una herramienta de vital importancia para provocar cambios significativos en las comunidades donde se aplica.

El centro Santa Gertrudis está enclavado en un punto de la serranía, a 5 horas de camino (mitad pavimento mitad terracería) desde Culiacán, explica el encargado, profesor César Martín Galindo López, y cuenta con la infraestructura inherente a los niveles educativos que se imparten, además de tener albergue, cocina comedor, incluso dos cabañas amuebladas a los maestros que trabajan en el lugar.

Atiende a 136 alumnos: 10 de preescolar; 45 de primaria, 37 de secundaria y 44 de telebachillerato, por 13 maestros y 4 de personal administrativo. Los mentores, explica Galindo López, además de la currícula oficial que manejan con profesionalismo, en sus tiempos libres implementen proyectos diversos que impactan primeramente en la escuela, el entorno escolar, y también en la comunidad que nos rodea.

Por ejemplo, se han hecho proyectos para basura, que no tiren basura; proyectos para que no digan malas palabras, de valores; hay un camino de valores al llegar a la escuela, por cualquier parte los niños van viendo con tablas blancas y letras negras en los pinos, serpentea el camino los valores universales de honradez, de equidad, de democracia, etcétera. De los 136 estudiantes, 25 están de forma permanente, como internado.

El director dio a conocer que ya están trabajando para establecer convenios con universidades y contar con internet, a fin de que los alumnos puedan continuar sus estudios profesionales y accedan a una licenciatura, por lo que espera tener resultados positivos a la brevedad.