Grupos armados siguen controlando metales para electrónica

SAN FRANCISCO.- Violentos hombres armados siguen amenazando a mineros poco tecnificados en el este de Congo, según un nuevo informe, pese a años de esfuerzos locales para reducir su control por parte de las autoridades locales, activistas occidentales y compañías como Apple o Intel que utilizan minerales de la región africana en sus productos.

Los mineros que trabajan en metales que luego se procesan en estaño, tungsteno y tantalio para celulares y otros productos de electrónica han mejorado sus condiciones, aunque algunos siguen enfrentando interferencias de grupos armados. Pero el descenso en la demanda y el declive de los precios de esos minerales han llevado a muchos trabajadores a buscar oro en su lugar, empleado en productos de consumo como electrónicos y joyería que venden empresas occidentales.

En las áreas donde trabajan casi dos tercios de los mineros de oro de Congo, los grupos armados retienen su capacidad de influencia. Allí, bajo la amenaza de violencia, a menudo se obliga a los mineros a pagar «impuestos» oficiales que financian unidades corruptas del ejército, grupos rebeldes o milicias irregulares. A veces sufren reclutamientos o trabajos forzosos.

Estos son los hallazgos de una extensa investigación de campo del Servicio Internacional de Información de la Paz, una organización belga sin fines de lucro cuyos reportes suelen citar grupos activistas y asesores de legisladores europeos y occidentales. El grupo (IPIS, por sus siglas en inglés) presentó su nuevo informe el martes.

El detallado reporte refuerza observaciones recientes de activistas.

«Las cosas están cambiando despacio pero sin dudar», dijo Holly Dranginis, analista de política en el Enough Project, un grupo activista con sede en Estados Unidos. «Pero grupos armados siguen beneficiándose del oro y siembran el caos en comunidades cercanas a las minas».