Impulsaré castigos más severos por violencia contra la mujer: Mariano Gómez Aguirre

GUASAVE.- Urge a Sinaloa impulsar medidas de fondo para enfrentar la violencia de género que ha derivado en un repunte en los asesinatos de féminas, pues no podemos permitir que la entidad se convierta en un nuevo “Ciudad Juárez”, recalcó el candidato ciudadano a la gubernatura por el PRD, Mariano Gómez Aguirre.

De visita en Guasave, municipio identificado por el Consejo Estatal para la Prevención y Atención de la Violencia Intrafamiliar (Cepavi) como una de las zonas de la entidad con más agresiones contra féminas, Gómez Aguirre destacó que a llegar a la gubernatura habrá de impulsar programas desde las diversas áreas gubernamentales que vayan encaminados a concientizar tanto al gobierno como a la ciudadanía sobre la defensa de los derechos de la mujer.

Asimismo, destacó que impulsará ante el Congreso del Estado iniciativas para endurecer las penas para quien atente contra una mujer, pues lamentó que parte del problema de violencia de género que se vive en Sinaloa obedece a la percepción de que “no pasa nada” si se agrede o incluso asesina a una fémina.

En este sentido, recordó que durante el actual sexenio más de 410 mujeres han sido asesinadas, conforme a datos arrojados por la Asociación Colectivo de Mujeres Activas Sinaloenses, por lo que destacó que su gobierno no habrá de “tapar el sol con un dedo” ni cegarse ante una realidad que pide con urgencia ser atendida.

“Más del 55 por ciento de los habitantes de Sinaloa son mujeres, necesitamos un gobierno que vea como una prioridad defenderlas, y no que por el contrario quieran cegarse cuando se les asesina, cuando se les agrede. No podemos convertirnos en un nuevo Ciudad Juárez, debemos impulsar medidas urgentes para comenzar a detener desde este momento las agresiones contra lo más valioso que tiene un estado que es su gente, que son las mujeres”, señaló.

Al señalar lo anterior, reconoció que también se requiere de un “cambio de chip”  desde las áreas gubernamentales para que se le considere prioridad a los casos de féminas agredidas particularmente por violencia intrafamiliar, la cual dijo es reconocida por especialistas como la antesala del feminicidio.