Jorge Arce, envuelto en travesura mayúscula

Por Abel Monrroy Osuna

Desde temprana edad, Jorge Arce tuvo fascinación por los reflectores.
Y los ha tenido a manos llenas.

En sus años infantiles recibió un reconocimiento por parte del Círculo de Cronistas Deportivos de Los Mochis por su muy destacada trayectoria en el boxeo amateur, en un acto donde mostró sus dotes para desenvolverse en público.

Muy poco dejó a los periodistas para preguntar, y menos para hablar a sus padres que lo acompañaron.

Ahí se empezó a escribir la vida extrovertida del “Travieso”, que lo llevó a polarizar la opinión pública en aspectos tanto positivos como negativos.

EN LO DEPORTIVO
El boxeo le abrió las puertas a la fama de otros ámbitos, gracias a su talento que lo llevó a ganar cinco títulos mundiales en diferentes categorías, a pesar de su cuestionada técnica. El corazón y algo más que ponía en cada pelea dividió muchas opiniones sobre su calidad como pugilista, pero como quiera que haya sido le alcanzó para llevar a sus vitrinas las coronas de peso Minimosca, Mosca, Supermosca, Gallo y Supergallo, algo que ningún otro mexicano ha logrado.

Las cruentas batallas sostenidas ante la elite del boxeo universal, convirtió al púgil de 36 años en un imán de taquilla, aunque un porcentaje muy alto de aficionados mochitenses, a través de la televisión o en vivo, pagaron para ver derrotado al peleador de la colonia Insurgentes.

Como el “ave de las tempestades”, el “Travieso” era seguido y admirado en gran parte del país, pero odiado por la mayoría de los aficionados de casa.

¿La causa?
Tal vez su relación con el medio de la farándula hizo que la percepción de sus coterráneos lo pusiera “por las nubes”, muy alejado de la realidad local, lo cual alimentó el ex púgil al figurar en pocas, por no decir que ninguna, causa social.

Tampoco fue el hombre al que los aficionados buscaran en los eventos públicos, achacándole sus “aires de grandeza”, sus desplantes de “ser superior”.

No tiene ninguna objeción todo lo conquistado arriba del ring, pero abajo hizo muchos “méritos” para que la gente, sobre todo de Los Mochis, le tuviera desprecio.

En el punto más alto de su popularidad por la aparición en televisión en diferentes reality shows, en la década pasada, el “Travieso” acaparó los titulares de los medios locales tras protagonizar hechos de tránsito que lo llevaron hasta la misma comandancia de policía a rendir cuentas.

La primer violación a las leyes de vialidad fue en diciembre de 2005, y otra el 30 de julio de 2006, cuando a las ocho de la mañana fue detenido en una camioneta Lincoln Mark, modelo 2006, en compañía de un oficial de tránsito por las céntricas calles de la ciudad, cuando de pronto se brincó una señal de alto, lo que ocasionó que una patrulla de la SSPyTM lo interceptara, según consta en los archivos periodísticos de la localidad.

Arce cubrió la multa por la falta cometida para ser dejado en libertad.
Una más.

El domingo 22 de abril de 2007, el “Travieso” se vio involucrado en otro hecho de tránsito, pero ahora en compañía de Fernando “Kochulito” Montiel.

En visible estado de ebriedad, los boxeadores fueron detenidos a bordo de una camioneta Ford Expedición, matrícula VHG 9839.

Según el parte emitido por la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Ahome, los pugilistas, junto con dos jóvenes más, circulaban a exceso de velocidad por uno de los callejones del centro, y pese a que agentes viales los requirieron en varias ocasiones para disminuir la velocidad, estos hicieron caso omiso.

Dado a que los cuatro ocupantes de la unidad se resistieron a ser sometidos a revisión y a examen de alcoholismo, fue necesario que elementos policiacos se presentaran al lugar de los hechos para someter a los boxeadores y sus acompañantes.

Tanto Arce como el “Kochulito”, en el interior de las instalaciones de Tránsito, continuaron con sus festejos, según relatan los archivos periodísticos.

EL TRAGO MÁS AMARGO
Pero esos desplantes son nada en comparación del escándalo en que está envuelto en estos momentos el ilustre “Travieso”.

El ex púgil volvió a ser el blanco de la opinión pública al ser detenido tras una acusación de delito sexual por una empleada del hotel Embassy Suites, de Anaheim, donde se hospedó durante la cobertura de la función del pasado 27 de febrero en el Honda Center, donde Hugo “Cuatito” Ruiz derrotó a Julio “Pollito” Ceja y Leo Santa Cruz al español Kiko Martínez.

El arresto fue el domingo 28 de febrero, y salió el martes 1 de marzo tras cubrir una fianza de 25 mil dólares, aunque deberá comparecer el 28 de este mismo mes a su primera audiencia en la corte.

¿Qué pasó?
Hasta no conocerse las pruebas se sabrá la verdad.
La mujer, de quien se desconoce su identidad, relató al canal californiano de habla hispana, Telemundo 52, que el “Travieso” le encargó unas botellas con agua, y una vez dentro del cuarto, ya no la dejó salir.

“Me pidió que le hiciera sexo oral, que lo tocara, que lo masturbara”, relató la mujer, de acuerdo a una publicación de El Universal. “Lo primero que pensé fue que me iba a violar. No pude hacer nada porque rápido cerró la puerta”.

“Si yo hice esto (demandarlo) es para que pague por lo que hizo y que las cosas no son como él está acostumbrado a hacer siempre”, agrega la publicación.
Pero Arce tiene su versión.

A su llegada a Los Mochis, el “Travieso” declaró a medios locales y nacionales que es víctima de “difamación y una gran mentira”.

“Afortunadamente todo se aclarará en unos pocos días más y se comprobará que es totalmente falso todo lo que ha dicho esa mujer. Me siento terriblemente mal por todo lo malo que se ha dicho de mí porque tengo familia, tengo hijas mujeres y la verdad eso no se vale”, dijo.

«A nadie le deseo lo que viví, pienso que fue una pesadilla, todavía no lo supero. Estoy muy mal, no confío en nadie», indicó a ESPN. «No la estoy pasando bien y tengo prohibido hablar del caso, mis abogados no quieren que haga más declaraciones porque se puede entorpecer la defensa», añadió.

Como en sus preparaciones para cada pelea, el “Travieso” enfocará todas sus baterías en enfrentar esta demanda con la consigna de salir avante lo antes posible para mantenerse en el ánimo de Televisa para continuar en las transmisiones sabatinas de boxeo, pero sobre todo, por la tranquilidad de su familia.

SU PASO POR LA PANTALLA CHICA
En 2003 fue integrante de Big Brother de Televisa, donde compartió crédito con el comediante Adrián Uribe, el conductor Omar Chaparro, y la actriz Karla Álvarez, quien murió en 2013, con quienes seguía llevando una buena relación tras un programa en el que culminó en el tercer lugar.

Durante el 2005, combinando su carrera en el pugilismo, Arce se enroló en el programa “Bailando por un sueño”, donde hizo pareja con Verónica Carrillo, fugaz aparición que, sin embargo, le valió para incrementar su popularidad