Los puntos sobre las ies – El legado de Colosio

Soy un candidato que viene de la cultura del esfuerzo y no del privilegio. Luis Donaldo Colosio

Por José Ángel Sánchez López

Al conmemorarse el 22 aniversario del asesinato de Luis Donaldo Colosio, gestado en Los Pinos y perpetrado en Lomas Taurinas, su pensamiento y expresiones del discurso pronunciado aquel fatídico 23 de marzo de 1994 constituyen un legado pendiente de ser convertido en realidad por los gobernantes de todos los niveles.

El hombre que decía que quería cambiar al PRI, no solo de nombre sino de fondo y transformar a México firmó su sentencia de muerte en aquel discurso que rompía con las pretensiones salinista-cordovistas de seguir manejando al país a través de su sucesor.

Hoy, solo gobernantes y colores partidistas han cambiado en los poderes de México, pero aquel país que vió Colosio y que lo impulsó a pronunciar ese discurso del 6 de marzo en la celebración del aniversario de la fundación del PRI, sigue igual.

“Es la hora de cerrarle el paso al influyentismo, la corrupción y la impunidad”, dijo Luis Donaldo en su discurso. Pero influyentismo, corrupción e impunidad siguen vigentes y mas graves que entonces. Baste observar lo que sucede en Sinaloa, para ver todos esos males en plena vigencia y en todos los niveles de gobierno. El influyentismo se observa en todas partes, la corrupción ni se diga y la impunidad es el escudo protector de venales funcionarios y delincuentes que constituyen el gobierno ingobernable.

“Yo veo un México con hambre y sed de justicia. Un México de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían servirlas; de mujeres y hombres afligidos por abusos de autoridades, o por la arrogancia en las oficinas de gobierno…”, expresó Colosio. Y México sigue con esa hambre y sed de justicia, pisoteada la ciudadanía por los abusos de quienes deberían servir y no servirse, atender y no pisotear.

“Yo veo un México de jóvenes que enfrentan todos los días la difícil realidad de la falta de empleo, que no siempre tienen a su alcance las oportunidades de educación y de preparación. Jóvenes que muchas veces se ven orillados a la delincuencia, a la drogadicción”, dijo también. Ese México de jóvenes está igual, pero con mas jóvenes a quienes se cierran las puertas hacia mejores oportunidades. Si bien hay mas opciones educativas, falta mejor academia, mas investigación y oportunidades de empleos con remuneraciones justas. En la política, los jóvenes también sufren de falta de oportunidades que les niegan los detentadores de grupúsculos de poder que quieren perpetuarse ya ellos, ya a través de sus mujeres o familiares, pero todo bajo su control. Lo vemos en Sinaloa y en otros Estados también. Ese es el México real que vio Colosio.

“Reformar el poder significa hacer del sistema de impartición de justicia, una instancia independiente de la máxima respetabilidad y certidumbre entre las instituciones de la República”. Esas reformas no llegan, la justicia sigue acotada por los otros poderes, el ejecutivo y el ilegal que a veces manda mas que el legal.

“Yo veo un México en el que los campesinos aún no reciben las respuestas que merecen. He visto un campo empobrecido y endeudado” expresó Luis Donaldo, y ese México sigue siendo el mismo. El campo sigue olvidado. Los campesinos, los pequeños productores agrícolas siguen siendo explotados por especuladores y/o acopiadores. Precios bajos  para sus cosechas, insumos cada vez mas caros y una institución federal que sirve mas a los industriales que a los productores beneficiando de paso a los especuladores.

“Es la hora de hacer justicia a nuestros indígenas, de superar sus rezagos y carencias y de respetar su dignidad”, dijo, pero esa hora no ha llegado. Nuestros indígenas siguen esperando justicia para superar sus rezagos, olvidados de las diferentes instancias gubernamentales que apenas si se dignan, a veces, arrojarles limosnas en lugar de beneficios concretos.

Son estas solo algunas de las frases de aquel discurso que constituyen el legado idealista del hombre que creyó en un México nuevo, en un México con justicia y equidad, pero cuyos pensamientos chocaban con los criterios avasalladores de quienes manejaban al país y pretendían continuar haciéndolo a través de sus sucesores, como hoy vemos que hay quienes pretenden lo mismo.

Salinas-Cordova asesinaron a Colosio a través de la mano de Mario Aburto, pero no mataron su pensamiento ni sus ideales, que son los ideales del pueblo mexicano.

Ideales que lamentablemente no ha habido aun un gobernante que los rescate y los impulse.

Gobernantes han pasado. Algunos hacen referencia a Colosio, pero ninguno ha tenido la visión y la decisión de tomar su legado y hacerlo realidad.

Enrique Peña Nieto ha impulsado reformas si, pero hasta ahora no vemos una que se acerque a lo que Colosio pensaba.

Quienes conocimos y tratamos a Luis Donaldo vimos en él a un hombre sencillo de pensamiento claro e ideales firmes.

Porque lo conocimos y lo tratamos sabíamos que al llegar a la Presidencia esos ideales serían realidad, que México comenzaría a transformarse para alcanzar la justicia, la equidad, la superación de todos los mexicanos.

La bala que asesinó a Colosio asesinó al honbre pero no sus ideales.

Sus ideales son el legado que ningún gobernnte, de ningún nivel ha querido asumir.

Esos ideales son el legado que espera lleguen nuevos gobernantes que vean con claridad la realidad que vivimos.

En el caso de Sinaloa la inmensa mayoría de los sinaloenses desea, espera que quien suceda al actual gobernante adopte ese legado y lo ponga en práctica.

Porque lo que Colosio visualizó en todo el pais, lo tenemos también en Sinaloa.

Hay hambre y sed de justicia, de acabar con la impunidad, la corrupción y las arbitrariedades.

Dar vigencia a su legado es el mejor homenaje que se puede hacer a Luis Donaldo Colosio.

Les invito a escucharnos lunes y miércoles en la mesa de análisis ENCUADRE por Radio México Variedades 96.5 FM y 740 AM, con Julio César Martínez, Fabián Galicia y Javier Camacho, de 6 a 7 pm y por internet en http://www.variedades.por.fm/  ¡Se pone bueno “Cancún”!, los miércoles de 12 1 1 pm y 4.30 a 5.30 pm en «Mas duro y a la cabeza» por megacanal 8 y 210 (digital) y los sábados a las 10 am en Analisis de la Noticia en el portal de Elcamporadio.com