Mazatlán y Culiacán entre las ciudades más competitivas del país

CULIACÁN.- Con un índice medio, Mazatlán y Culiacán ocupan los lugares 20 y 23 respectivamente en competitividad a nivel nacional, de acuerdo con el Índice de la Competitividad de las Ciudades Mexicanas (ICCM) 2016, de la consultora Aregional.

El Valle de México, Monterrey, Querétaro, Guadalajara y Chihuahua ocupan los primeros lugares en esta medición, en un grupo de 19 que obtuvieron un puntaje mayor a 65.

Mazatlán encabeza el mayor puntaje entre las ciudades con una competitividad media para quedarse en el sitio 20, seguida de Tampico (21), León (22), Culiacán (23) y Cuernavaca (24), al alcanzar un puntaje entre 55 y 64.9 puntos. La muestra consta de 59 zonas metropolitanas (ZM) y 43 ciudades de más de 90,000 habitantes, las cuales suman un total de 80.4 millones y representan 67.2% del total de la población.

De acuerdo con el ICCM 2016, cuyos resultados son reproducidos por los periódicos El Financiero y El Economista, para establecer el nivel de competitividad entre las ciudades, se evalúa la capacidad que tienen para promover políticas de impulso fiscal, financiero, económico, educativo, de infraestructura, de vivienda, de empleo y de buen uso de los recursos naturales, de tal forma que se brinde una mejor calidad de vida a la población.

Los factores que se toman en cuenta para el índice son: Educación Superior, Incubación e Impulso Empresarial, Innovación y Desarrollo Tecnológico, Financiamiento Empresarial, Calidad de Empleo, Políticas Económicas, Seguridad, Infraestructura y Conservación Ambiental.

Al ubicarse en el grupo de competitividad media, Culiacán y Mazatlán con consideradas ciudades en un crecimiento empresarial superior a la media nacional, en donde además destacan la Zona Metropolitana de Tampico, León, Cuernavaca y Cancún.

Estas urbes tienen una fortaleza en la atracción de capitales, especialmente en los sectores energéticos, automotriz, servicios financieros y turismo.

Cabe destacar que entre sus debilidades presentan un estancamiento del crecimiento del valor agregado de sus empresas, insuficiente capacidad de ahorro y captación bancaria, así como una falta de autonomía financiera que las hace dependientes de la Federación; innovan muy poco, tienen problemas en la generación de empresas tecnológicas que propongan cosas nuevas, además de que tienen altos niveles de informalidad, de acuerdo al propio estudio ICCM.

Adicionalmente, un estudio de Doing Business en México 2016, que revela en qué medida las regulaciones gubernamentales fomentan o restringen la actividad empresarial y que analiza las regulaciones que afectan a 4 etapas de la vida de una empresa como: Apertura, Obtención de Permisos de Construcción, Registro de la Propiedad y Cumplimiento de Contratos, colocó a Sinaloa en el quinto lugar nacional.

Esto significa que luego del estudio en las 4 áreas medidas, es más fácil hacer negocios en Aguascalientes, Estado de México y Colima. Estos 3 estados, junto con Puebla, Sinaloa, Guanajuato y Durango, muestran un desempeño superior al de la media de los países de altos ingresos de la OCDE.
Sinaloa en el ranking global “Facilidad para hacer negocios” se colocó en quinto lugar nacional, por los siguientes indicadores: Apertura de una empresa: ocupa el 3er lugar, con 7 trámites, tiempo de respuesta 8 días y un costo (% del ingreso per cápita) de 20.0

Permisos de construcción: se sitúa en 2º lugar, con 6 trámites, tiempo de respuesta de 42.5 días y un costo (% del valor de la bodega) de 2.5

Cumplimiento de contrato: se ubica en el 5º lugar, con un tiempo de respuesta de 225 días y un costo (% del valor de la demanda) de 20.7%

Registro de una Propiedad: ocupa el lugar 17, con 6 trámites, tiempo de respuesta de 17 días y un costo (% del valor de la propiedad) de 4.3.