AMLO respaldó a Cuba, criticó a EEUU y propuso crear “algo semejante” a la UE en América Latina

amlo en aniversario de simon bolivar

Al encabezar el evento para conmemorar el 238 Aniversario del Natalicio de Simón Bolívar “El Libertador de América” en el Castillo de Chapultepec, López Obrador aseguró que la Organización de Estados Americanos (OEA) debe desaparecer y ser sustituido por un organismo “verdaderamente autónomo”

Este sábado, el presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que México debe dejar ser visto como “un protectorado, una colonia o el patio trasero” de Estados Unidos, al tiempo que respaldó al pueblo cubano que lleva 62 años defendiendo su soberanía enfrentando políticamente a los EEUU “aunque mis palabras provoquen enojo en algunos o en muchos”, dijo.

Al encabezar el evento para conmemorar el 238 Aniversario del Natalicio de Simón Bolívar “El Libertador de América”, en cuya ceremonia que se realizó en el alcázar del Castillo de Chapultepec se le nombró “Ciudadano solemne de México”, López Obrador destacó que la influencia de la política exterior de Estados Unidos es predominante en América, por lo que resaltó el caso de Cuba “país que durante más de medio siglo ha hecho valer su independencia, enfrentando políticamente a los EEUU”, señaló.

“Podemos estar de acuerdo o no con la Revolución cubana y con su gobierno, pero el haber resistido 62 años sin sometimiento es toda una hazaña. Puede que mis palabra provoquen enojo en algunos o en muchos, pero como dice la canción de Calle 13 ‘yo siempre digo lo que pienso’. En consecuencia, creo que por su lucha en defensa de la soberanía de su país, el pueblo de Cuba merece el premio de la dignidad y esa isla debe ser considerada como la nueva numancia por su ejemplo de resistencia y pienso que por esa misma razón debiera ser declarada Patrimonio de la Humanidad”, aseguró.

“Pero también sostengo que ya es momento de una nueva convivencia entre todos los países de América porque el modelo impuesto hace más de dos siglos está agotado, no tiene futuro ni salida, ya no beneficia a nadie. Hay que hacer a un lado la disyuntiva de integrarnos a Estados Unidos o de oponernos en forma defensiva. Es tiempo de expresar y de explorar otra opción: la de dialogar con los gobernantes estadounidenses y convencerlos y persuadirlos de que una nueva relación entre los países de América es posible”, dijo.

En el evento que también marcó el inicio de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el mandatario mexicano resaltó que en la actualidad hay condiciones inmejorables para lograr una integración económica con respeto a la soberanía de las naciones.

“Considero que en la actualidad hay condiciones inmejorables para alcanzar este propósito de respetarnos y caminar juntos sin que nadie se quede atrás. En este afán puede que ayude nuestra experiencia de integración económica con respeto a nuestra soberanía que hemos puesto en práctica en la concepción y en la aplicación del Tratado económico y comercial con EEUU y Canadá. Obviamente no es poca cosa tener de vecino a una nación como EEUU, nuestra cercanía nos obliga a buscar acuerdos y sería un grave error ponernos con ‘Sansón a las patadas’, pero al mismo tiempo, tenemos poderosas razones para hacer valer nuestra soberanía y demostrar con argumentos, sin baladronadas que no somos un protectorado, una colonia o su patio trasero”, enfatizó.

López Obrador destacó que el crecimiento económico “desmesurado” de China, obliga a México y Estados Unidos a verse como aliados y no “como vecinos distantes”.

“Además, con el paso del tiempo poco a poco se ha ido aceptando una circunstancia favorable a nuestro país.  El crecimiento desmesurado de China ha fortalecido en EEUU la opinión que debemos ser vistos como aliados y no como vecinos distantes. El proceso de integración se ha venido dando desde 1994 cuando se firmó el primer Tratado, aún incompleto porque no abordó la cuestión laboral como el de ahora, permitió que se fueran instalando plantas de autopartes del sector automotriz y de otras ramas y se han creado cadenas productivas que nos hacen indispensables mutuamente. Hasta puede decirse que la industria militar de EEUU depende de autopartes que se fabrican en México. Esto no lo digo con orgullo, sino para subrayar la interdependencia existente”, destacó.

López Obrador planteó que los países americanos deben formar una comunidad para salir avantes en la economía.

“Podría suponerse de manera simplista que corresponde a cada nación asumir su responsabilidad, pero tratándose de un asunto tan delicado y entrañable, con respeto al derecho ajeno y a la independencia de cada país, pensamos que lo mejor sería fortalecernos económica y comercialmente en América del Norte y en todo el continente. Además, no veo otra salida, no podemos cerrar nuestra economías y apostar a la aplicación de aranceles a países exportadores del mundo y mucho menos debemos declarar la guerra comercial a nadie”, dijo.

Señaló que debe dejar de rechazarse a los migrantes, jóvenes en su mayoría ,cuando para crecer se necesita de fuerza de trabajo que en realidad no se tiene con suficiencia ni en Estados Unidos ni en Canadá.

“¿Por qué no estudiar la demanda de mano de obra y abrir ordenadamente el flujo migratorio y en el marco de este nuevo plan de desarrollo conjunto, debe considerarse la política de inversión, lo laboral, la protección al medio ambiente y otros temas de mutuo interés para nuestra naciones”, señaló.

Es por eso que el mandatario mexicano planteó la creación de una comunidad en América Latina similar a la Unión Europea .

“La propuesta es ni más ni menos que construir algo semejante a la Unión Europea, pero apegado a nuestra historia, a nuestra realidad y a nuestras identidades”, manifestó el mandatario a los representantes de 33 países de la región.

El presidente de México aprovechó para pedir el reemplazo de la Organización de Estados Americanos (OEA) y proponer un nuevo modelo de integración para la región.

“En ese espíritu no debe descartarse la sustitución de la OEA por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie, sino mediador, a petición y aceptación de las partes en conflicto”, manifestó.

Admitió “que se trata de un asunto complejo, que requiere de una nueva visión política y económica”, pero dijo que “es una gran tarea para buenos diplomáticos y políticos, como los que afortunadamente existen en todos los países del continente”.

“Lo aquí planteado puede parecer una utopía, sin embargo, debe considerarse que sin el horizonte de los ideales no se llega a ningún lado, mantengamos vivo el sueño de Bolívar”, concluyó.

Ciudad de México

(infobae)