Diputados de Morena aprobarán este martes la polémica reforma a la industria eléctrica de AMLO

diputados federales de Morena

A pesar de reiteradas advertencias de la oposición, organizaciones civiles y expertos, la iniciativa, que busca priorizar a la paraestatal CFE en perjuicio de privados y energías limpias, avanzará en San Lázaro esta semana.

Morena, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador y con mayoría en el Congreso, adelantó que apoyará la aprobación en la Cámara de Diputados de la polémica reforma a la industria eléctrica promovida por el mandatario mexicano, con lo que se espera sea aprobada sin mayores complicaciones en la sesión del Pleno de este martes 23 de febrero.

El grupo parlamentario votará a favor de la polémica reforma “para acabar con un periodo de saqueo y de la política neoliberal que tanto afectó al sector energético del país”, informó este domingo el coordinador de los diputados morenistas, Ignacio Mier.

Con esta definición de la bancada oficialista, será virtualmente imposible para la oposición detener su aprobación, ya que el partido tiene mayoría en San Lázaro e, incluso si sus aliados del Partido Verde y el PES (Partido Encuentro Social) votan en contra, tiene los votos necesarios e incluso más, ya que el PT (Partido del Trabajo) también se encuentra en favor de la propuesta.

Mier aseguró que “hubo muchos mitos” alrededor de la discusión sobre la iniciativa para reformar la Ley de la Industria Eléctrica que propuso López Obrador, la cual busca explícitamente que la CFE (Comisión Federal de Electricidad), empresa productiva del Estado, sea beneficiada en perjuicio de privados y empresas de energías limpias, con respecto al sistema del despacho de generadores eléctricos, donde la paraestatal tendría prioridad.

Sin embargo, agregó el líder parlamentario morenista, se llevó a cabo una extensa discusión tanto en comisiones como en Parlamento Abierto, además de reuniones extraordinarias para que todos expusieran sus consideraciones y “que nadie se quedara fuera del debate”.

Así, Morena respondió unas horas después a López Obrador, que había llamado a los legisladores a aprobar su iniciativa y por lo tanto a actuar “de manera consecuente, pensando en el pueblo y no en las empresas”.

El viernes pasado, después de más de cinco horas y media de debate, con una oposición férrea del PAN (Partido Acción Nacional), PRI (Partido Revolucionario Institucional) y PRD (Partido Revolución Democrática), la comisión de Energía de la Cámara de Diputados avaló con cambios menores el dictamen. El martes se discutirá y en su caso aprobará en el Pleno.

Por último, Mier enlistó 10 puntos clave de la reforma, desde el supuesto fortalecimiento del Sistema Eléctrico Nacional, así como “piso parejo” para todos los participantes en el sector. “Ahora se pagará lo justo, se deberán contemplar los costos totales que se requieren para generar energía eléctrica”, añadió.

También adelanto que no se cancelan ni se eliminan las subastas eléctricas ni se generará un “monopolio” de la CFE, como advirtió el sector privado. “Tampoco se revocarán los permisos otorgados a partir de la Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica”, precisó.

Asimismo, calmó a los expertos que consideraban que se atentaría contra lo establecido en el T-MEC (Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, México y Canadá). “No implica una política contra la inversión privada, ya que las centrales generadoras privadas siguen participando en el Mercado Eléctrico Mayorista”, argumentó Mier.

Por último, también dijo que el gobierno de López Obrador “continúa comprometido con la transición energética y el fomento de las energías limpias”, por lo que no existe un favorecimiento para la generación de electricidad más contaminante a pesar de las evidencias de todo lo contrario, de las cuales las organizaciones civiles como Greenpeace han alertado.

Ciudad de México

Fuente: infoabe