Piden senadores impulsar Zonas Económicas Especiales

CIUDAD DE MÉXICO.- El senador Luis Armando Melgar (PVEM), presidente de la Comisión Especial de Productividad, expresó que uno de los grandes problemas que aquejan a instancias federales, estatales y municipales es la ausencia de un gasto focalizado y etiquetado en proyectos que impulsen el desarrollo del país.

Para ello, el legislador por Chiapas propuso la construcción de Zonas Económicas Especiales, lo que facilitaría un buen ejercicio recursos, tanto públicos como privados para detonar estos mecanismos de desarrollo regional.

Por su parte, el senador Humberto Mayans (PRI), consideró que el capital humano es la riqueza fundamental de cualquier país, y para estimularlo se requiere de educación de calidad.

Durante una reunión de trabajo de dicha comisión, el senador por Tabasco expresó que un factor para impulsar el desarrollo es la igualdad, por lo que propuso la realización de proyectos con una perspectiva de impulso regional equitativo, donde participen de manera conjunta la iniciativa privada y el Estado.

El senador independiente Manuel Cárdenas Fonseca planteó que el desarrollo demanda un marco jurídico que permita certidumbre a los agentes económicos, lo que contribuye a la competitividad, afirmó por su parte.

El encargado de la Unidad de Productividad Económica de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Juan Rebolledo, insistió en que para incrementar la productividad se requiere fortalecer el Estado de Derecho.

El funcionario dijo que también es necesaria una mayor agilidad en la regulación de los diferentes sectores de la economía, y la construcción de una infraestructura que se preocupe por el bienestar social.

El especialista en mercados laborales del Banco Interamericano de Desarrollo, David Kaplan, destacó el problema que significa la informalidad productiva en México, la cual tiene inclusive tasas más alta que en países como El Salvador.

Indicó que la formalidad contribuye a mejorar la productividad, pero previamente se debe generar mayor certeza jurídica, particularmente en los contratos laborales.