Se reúne el gobernador Malova con dirigentes del Consejo Nacional Agropecuario y diputados de la Comisión de Agricultura

CIUDAD DE MÉXICO.- Con el propósito de apoyar las gestiones para que no se “ahorque” el presupuesto al sector primario del país, en especial al campo, el gobernador Mario López Valdez se sumó al cabildeo que realiza el Consejo Nacional Agropecuario ante la Comisión de Agricultura y Sistemas de Riego de la Cámara de Diputados, que encabeza Germán Escobar Manjarrez.

Cabe destacar que la propuesta de la Federación en el presupuesto 2017 para el campo viene reducida en un 30 por ciento en comparación con el ejercicio presupuestal del 2016, con 22 mil millones de pesos menos, y uno de los programas más afectados será el de comercialización, ya que de 12 mil millones de pesos que tenía, se le pretende asignar 7 mil millones de pesos, incluyendo a la agricultura por contrato.

Mientras que el programa de Fomento a la Agricultura, que en 2016 fue de 22 mil millones, la propuesta para el 2017 es de 15 mil millones, e incluye la desaparición del Programa de Concurrencia, al igual que otros apoyos y programas.

El mandatario sinaloense expresó que el país no puede darse el lujo de hacer recortes presupuestales al campo, dado que se condenaría al país a una mayor dependencia alimentaria, lo cual ninguna nación que se respete de cuidar su soberanía alimentaria lo puede permitir.

No obstante, reconoció la difícil situación que atraviesan las finanzas del país, por lo que se deben buscar mantener los equilibrios que no afecten rubros tan importantes como la producción alimentaria.

Destacó que se suma a las gestiones que realiza el presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Benjamín Grayeb Ruiz, y de Bosco De la Vega Valladolid, quien el diciembre próximo asumirá el liderazgo de esa organización que representa los intereses de los hombres del campo, para que este sector no sea castigado presupuestalmente, pues se corre el riesgo de una mayor importación de alimentos, con lo cual se desplazará a los productores.

López Valdez argumentó que es urgente y prioritario impulsar nuevas políticas públicas a favor del campo mexicano, como herramienta clave para superar la pobreza, desigualdad y la dependencia alimentaria del país, y esto se logra, dijo, con un presupuesto suficiente, no tan austero como el planteado para 2017.

En su calidad de presidente de la Comisión del Campo de la Conferencia Nacional de Gobernadores, el mandatario sinaloense destacó que el crecimiento y desarrollo del campo mexicano reclama acciones decididas, incluidas en el presupuesto, que permitan una mayor tecnificación, para tener un campo más competitivo, rentable, incluyente y sustentable, como lo ha planteado el presidente Enrique Peña Nieto.

Durante el encuentro, que se llevó a cabo en el recinto de la Cámara de Diputados, el gobernador de Sinaloa coincidió con el presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Benjamín Grayeb, que es urgente impulsar el desarrollo integral del campo para superar la pobreza y la desigualdad, pero también para incrementar la seguridad alimentaria del país y consolidar a México como una potencia agroindustrial de alcance mundial.

El gobernador Mario López Valdez afirmó que Sinaloa le seguirá aportando a la balanza comercial de México con las exportaciones agropecuarias, y dijo que pese a condiciones de clima adverso que el estado ha sufrido en los últimos cinco años, la entidad sigue siendo el principal productor de maíz, trigo, frijol preferente, hortalizas, legumbres, carne de exportación, pesca, entre otros rubros.

Dijo que no se trata de apostarle a una política asistencialista, basada prácticamente en subsidios para el campo, sino a una política sustentable en incentivos para elevar la productividad y la rentabilidad en la producción agroalimentaria del país.

López Valdez reconoció que en la presente administración federal se han logrado avances importantes en el impulso al campo, a través de la mecanización, tecnificación, impulso a la investigación e innovación agropecuaria, la recuperación de 200 mil hectáreas de tierras erosionadas en algunos estados, así como la incorporación de mecanismos para protección post cosecha mediante una mejor infraestructura para el sector.

Ha habido apoyos para el sector agropecuario que se han traducido en un incremento en los niveles de productividad; el problema no es de producción sino de precio y rentabilidad en la mayoría de los estados del país. Allí es donde se tiene que trabajar para no afectar el presupuesto al campo, concluyó.

Durante la reunión de trabajo entre dirigentes del Congreso Nacional Agropecuario y la Comisión de Agricultura con el gobernador Mario López Valdez, estuvieron presentes los diputados federales Rosa Elena Millán Bueno, Gloria Himelda Félix Niebla, Martha Tamayo Morales, Evelio Plata Inzunza, Bernardino Antelo, el Secretario de Agricultura de Sinaloa, Juan Nicasio Guerra Ochoa, así como líderes de organizaciones de productores de Sinaloa, como Ulises Robles Gámez, de la Caades;  Sergio Esquer Peiro, de la Asociación de Agricultores del Río Culiacán, entre otros.