Strike – 20 de noviembre

El club Cañero de Los Mochis en pleno diamante del Estadio Emilio Ibarra Almada que registró un lleno de 13 mil aficionados se le brindó un homenaje a la leyenda vivienda del club verde Ramón Orantes con 18 años portando la franela, los aficionados le brindaron un caluroso aplauso al formidable pelotero mexicano, un jugador serio, profesional, educado, todo un ídolo de la afición cañera, Ramón Orantes tiene dos campeonatos de bateo en el beisbol invernal mexicano en la temporada 2001-2002 obtuvo el primero con un porcentaje de .313 y en el 2006-2007 bateó .365, es de los pocos peloteros aztecas que han ganado dos títulos de bateo, Juan Carlos Canizales tiene dos, el inmortal Héctor Espino 13 y seis en forma consecutiva.

Se va uno de los grandes jugadores que han pasado por la franela verde y vamos a mencionar a los mexicanos Aurelio Rodríguez, Andrés Mora, Juan Francisco Rodríguez, Gregorio Luque, Boby Treviño, Manuel Ponce, Gabriel Lugo, Pepe Peña, Benjamín “papelero Valenzuela”, “Chico” Rodríguez hermano de Aurelio, Antonio Pollorena, y otras grandes estrellas de la pelota azteca.

Ramón Orantes nos ha manifestado que su sueño es dirigir algún día a Los Cañeros de Los Mochis, su estrella se apaga pero quedará en el Club Verde como instructor de bateo y dándole consejos a la nueva hornada de peloteros como Juan Carlos Gamboa, Isaac Rodríguez, Jesús Arredondo, Juan Uriarte, “El Venado” García, Sebastián Valle, todos ellos ser expresan muy bien de Ramón Orante quien posiblemente sea el sucesor del manager venezolano Luis Sojo que ha demostrado ser un excelente timonel.

Muy a la sorda se realizó un cambio de peloteros entre Cañeros de Los Mochis y Águilas de Mexicali, Emanuel Ávila se va al equipo fronterizo y Ramón Urías viene al equipo verde, pensamos que es un cambio que va a beneficiar a ambos equipos, se notaba que el muchacho nativo del Campo Álamo, no estaba cómodo portando la franela esmeralda, es un jugador completo, buen fildeo en la tercera base y un bateador peligroso a la hora cero, Ramón Urías es un estupendo pelotero fildeando y bateando, ambos son jóvenes y ya son estrellas del beisbol mexicano.

Se tambalea en el timón de Los Águilas de Mexicali Gil Velázquez, razones: no ha podido hacer que vuelen alto el equipo fronterizo, un manager inexperto, pensamos que los directivos se precipitaron en darle el mando del equipo, Edgar González que actualmente es el manager del equipo mexicano que competirá en el mundial de beisbol, realizó un gran trabajo en la pasada temporada y se comenta que no había motivos para que siguiera al frente del equipo, tenía a su lado a Juan Francisco Rodríguez que ya tiene un campeonato al mando de Los Cañeros de Los Mochis, era el dirigente ideal para Mexicali.

Y el que está en el ojo del huracán es José Pacho, los campeones Venados de Mazatlán dando tumbos en la primera vuelta se encuentran en el sótano, y ahí van a quedar, están a nueve juegos de distancia del primer lugar, se comenta que Pacho no llega al 20 de noviembre al frente de los todavía campeones del beisbol invernal mexicano.

Roberto Osuna relevo corto, estrella de los Azulejos de Toronto no lanzará en la Liga Mexicana del Pacifico con Los Charros de Jalisco, el equipo de la Liga Americana le prohibió lanzar en invierno ya que tuvo un verano muy agitado y le recomendaron reposo, el pitcher que reside en esta ciudad el próximo verano será un agente libre y su brazo vale millones de dólares a su 21 años de edad.

El dólar que llego a 21 pesos pone en peligro la estabilidad de la Liga Mexicana del Pacífico, hay equipos que tienen jugadores que cobran 10 o 15 mil dólares y algunos equipos ya tienen problemas a la hora del pago, el jugador extranjero le da calidad y colorido al beisbol costeño y eso ha sido una de las razones de los directivos para sostener a los peloteros extranjeros, ¿quiénes son los managers más caros de este circuito de invierno? Se dice que Lorenzo Bandy le cobra a Los Naranjeros de Hermosillo 25 mil billetes verdes y Luis Sojo timonel de Los Cañeros de Los Mochis se echa a sus bolsillos 20 mil billetes gringos, la Liga de invierno está saturada de jugadores cubanos y japoneses que cobran en moneda mexicana, hasta donde aguantarán los directivos con la inestabilidad del peso mexicano.